Macetas de colores

Para tener unas macetas de colores realmente originales, nada mejor que hacerlas uno mismo. Con hormigón armado podremos darles la forma deseada y también un color duradero y exclusivo, que se adecue al rincón deseado, y armonice con la decoración y la planta elegida.

Si bien existen muchas clases de macetas en el mercado, no es fácil encontrar macetas de colores. Una opción que tenemos, es la de pintar nuestras macetas con los colores deseados, y los resultados pueden ser muy buenos. Pero para quienes quiere macetas realmente originales, fabricar las macetas y colorearlas, puede ser una experiencia satisfactoria.

Macetas de colores hechas en casa:

Macetas de coloresLa principal ventaja que nos brinda el confeccionar nuestras propias macetas de colores, es que podemos darles la forma que deseemos.

Materiales:

• Entonador de pintura al agua.
• Cemento blanco
• Alambre grueso
• Arena lavada
• Desencofrante
• Dos maceteros de plástico, de igual modelo. Pero en diferente tamaño.
• Amoladora o cizalla
• Taladro
• Broca de 8mm
• Brocha
• Paleta

Procedimiento:

Primero preparamos el hormigón. En un cubo, colocamos la arena y el cemento, en una proporción de 5 a 1. Mezclamos bien con la paleta, para que no queden grumos de cemento, ni aglomeraciones de arena. En otro cubo, disolvemos el entonador en agua. Debemos cuidar que el color sea bastante más oscuro del que deseamos, porque perderá intensidad al mezclarse con el hormigón, y mucho más al secarse. Agregamos el agua coloreada de a poco en la mezcla de arena y cemento, hasta formar una pasta alfo fluida, lisa y homogénea.

Cortamos el alambre para formar una cuadrícula en la base de la maceta. Luego cortamos varillas de alambre que tengan 2cm menos que el alto de la maceta, y las atamos con aros de diferentes diámetros, según la forma de la maceta (si es de base cuadrada o rectangular, serán cuadrados o rectángulos, en lugar de aros). Cubriendo el fondo y las paredes con la malla de alambre. Recubrimos los orificios de las macetas de plástico, con cartón, para que el material no se escurra.

Los moldes, los untaremos con el desencofrante, para facilitar el desencofrado. Para llenar el molde, primero colocamos la malla de alambre dentro de la maceta grande. Luego rellenamos el fondo con 2cm de material. Luego introducimos la maceta chica, haciendo presión para que haga contacto con todo el material de la base. Luego echamos el material restante para rellenar el molde. Nos ayudaremos con una varilla para que el material no quede trabado entre las mallas, y cubra todo el molde. Una vez relleno el molde, llenaremos de arena el molde chico, para que mantenga comprimido el material. Dejamos secar durante al menos, dos días, a la sombra, para que el fraguado sea parejo. Para desmoldar, debemos proceder con cuidado para no dañar el molde y poder reutilizarlo. Dejamos secar nuevamente la maceta sin molde, para asegurarnos que haya perdido completamente el agua. Luego hacemos el orificio en el fondo, en el mismo lugar que marcó el molde, quedando prontas nuestras macetas de colores.

Para el cultivo en macetas, hay una serie de factores que debemos contemplar, como el sustrato que emplearemos, que debe proporcionarle los nutrientes necesarios. La maceta que empleemos debe ser de tamaño adecuado para que permita el desarrollo pleno de la planta.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Para el cultivo en macetas, hay una serie de factores que debemos contemplar,...

Para el cultivo en macetas, hay una serie de factores que...
Las macetas de barro, son las más agradables...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse