Cabina ducha

Las tendencias marcan una simplificación en las tareas de mantenimiento del hogar, así como la incorporación de la tecnología a todos los ambientes. El baño, es uno de los puntos centrales de la vivienda actual, y no podemos descuidarlo. La instalación de una cabina ducha, mejora notablemente el aspecto del baño, y lo dota de un elemento de confort invaluable.

Cabina duchaLas cortinas de baño son una verdadera pesadilla, su mantenimiento es casi imposible, los hongos y la suciedad se apoderan de ellas muy rápidamente. Para terminar con el problema, podemos instalar una cabina ducha.

Existen incontables modelos de cabina ducha, en todos los tamaños, para que se adapten al baño más pequeño. Desde la cabina ducha de 60cm, hasta las de 120cm, y las alturas también varían entre 180 y 200cm. Pueden incluir funciones accesorias, como sauna, hidromasajes, etc.

Los cristales con que está hecha la cabina ducha, se presentan en una gran variedad, transparentes, opacos, ahumados, lisos, con dibujos, de acrílico. También podemos encontrar cristales con tratamiento Clean Glass, que repele la cal y el agua.

La cabina ducha está armada con perfiles de aluminio, que pueden ser, lacados en blanco, dorado o plata, también aluminios tratados de colores, cromados. Algunas cabinas incluyen el techo en cristal, pero generalmente son las que tienen funciones de sauna y otras.

La gran ventaja de la cabina ducha es que incluye el plato y todo el sistema de grifería, con lo cual sólo debe colocarse y conectarse. Por lo general, la instalación está incluida en la compra de la cabina ducha. Pero si deseamos instalarla nosotros mismos, podemos emplear el manual de colocación que se adjunta con la cabina ducha.

Instalación de la cabina ducha:

En primer lugar debemos tomar las medidas del baño, para asegurarnos de elegir la cabina ducha más adecuada a nuestro espacio.

Luego que tengamos nuestra cabina ducha, debemos obtener todo el material y herramientas necesarias para la instalación. Las herramientas necesarias incluyen: un taladro, brocas, cúter, destornillador, nivel, silicona, cinta de pintor, llave inglesa, teflón.

Hay cabinas con patas regulables y desagüe, sistemas de ensamblaje con guías o sin ellas, todo depende del modelo elegido, y en consecuencia, su instalación será acorde al mismo.

La cabina ducha se fijará mediante tornillos la las paredes y el piso. Requiere además de la conexión de la grifería con la red de agua, y la instalación eléctrica para la iluminación y otras funciones. La fijación de la cabina, debe hacerse siguiendo las instrucciones del fabricante.

Luego que la cabina ducha esté fijada y conectada, es conveniente sellar todas las juntas con silicona para que no se deposite agua en ellas. Para evitar ensuciar, utilizaremos la cinta de pintor, para guiar la línea de silicona, que no debe cortarse ni tener burbujas.

Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Cuando se elije revestir una pared con azulejos, lo más engorroso resulta la...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse