Diseño de pisos de cerámica

Los pisos de cerámica son pavimentos rústicos que requieren de juntas gruesas para su correcta puesta en obra. Estas baldosas vienen curadas de fábrica, de modo de facilitar su colocación. Es necesario construir un contrapiso y una carpeta, que servirán de base a las baldosas.

Por lo general, los pisos de cerámica vienen curados de fábrica lo cual facilita su colocación y mantenimiento.

Para asegurar una correcta colocación en obra, es necesario realizar los siguientes pasos:

• Prevenir eflorescencias, impermeabilizando o hidrofugando el contrapiso o la carpeta.
• Es aconsejable emplear un pegamento impermeable y una llana dentada para hacer el trabajo.
• Para que la distribución de los colores y calibres de las baldosas resulten mejor combinados, es aconsejable mezclar varios paquetes, así evitaremos la formación de zonas uniformes diferenciadas, que asemejen un parche.
• Juntas de dilatación: son imprescindibles, perimetrales en el caso de pisos pequeños, y con juntas intermedias, cuando las dimensiones son mayores de 15m2 para interiores y 10 m2 para exteriores.

Colocación de pisos de cerámica:

La base de los pisos de cerámica debe tener la resistencia adecuada, estar correctamente impermeabilizada y nivelada. Si el contrapiso se encuentra sobre un terreno de baja resistencia o es débil, cederá junto con la cerámica. Este elemento se construye para nivelar el piso y darle la pendiente adecuada. Sobre éste se fabrica una carpeta para lograr una superficie lisa, que debe estar perfectamente adherida al contrapiso.

Debe ser impermeable. La mayor parte de los defectos de colocación de pisos cerámicos se debe a los defectos de ejecución de contrapisos y carpetas. Diseño de pisos de cerámica

Si vamos a construir el contrapiso sobre un terreno natural, debemos intercalar entre el suelo y el contrapiso, una película impermeable (película de polietileno), que no permita el paso de la humedad y el vapor de agua a la superficie. Así, el vapor y el agua no se condensan en las capas superiores, lo que permite una adherencia mejor para algunos tipos de pegamentos, y evitamos las eflorescencias, consiguiendo ambientes secos.

Cuando no es posible evitar la humedad, se construye un contrapiso o carpeta hidrófugo. El adhesivo debe ser también impermeable, elegido de acuerdo a las recomendaciones del fabricante.

Para evitar resquebrajamientos y controlar las contracciones del fraguado, se realizan juntas de dilatación en el contrapiso y la carpeta. En pisos exteriores, los paños no deben superar los 4m de lado. Las juntas se rellenan con un material elástico. Las juntas del contrapiso, deben coincidir con las de las baldosas.

Antes de colocar las baldosas cerámicas, deben prepararse, mezclando varios paquetes, para obtener una mejor distribución. En general se comienza la colocación desde el centro del ambiente.

Estos pisos de cerámica presentan un aspecto rústico, para lo cual debemos dejar una junta suficientemente ancha, de acuerdo al tamaño de la baldosa y al tipo de piso.

A medida que se colocan las baldosas, se van limpiando para evitar que el pegamento se endurezca. Las juntas se rellenan con material para juntas.

Deben transcurrir al menos 24 horas de la colocación, antes de transitar el piso. Cuando el piso está bien seco, se realiza un lavado con jabón neutro y se enjuaga bien. El secado debe ser rápido.

Los tipos de cimentación de un edificio se determinan de acuerdo al terreno principalmente y según el diseño de la estructura del mismo. Hay varias clasificaciones para los diferentes cimientos, según su profundidad, según las cargas que se apoyan en ellas.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Las dimensiones de las viviendas actuales se han reducido extremadamente, al...

Los tipos de cimentación de un edificio se determinan de...
El diseño de una barbacoa, es un proyecto que puede ser...
En el diseño baño, es fundamental la...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse